domingo, 2 de abril de 2017

Seguimos perdiendo a nuestros pioneros de la animación mexicana

Por Celeste Vargas y Daniel Lara

Lamentablemente hoy hemos recibido una mala noticia: hace algunos meses falleció uno más de los grandes que forjaron la historia de la animación mexicana. Un representante de aquella historia de la cual nadie se quiere acordar (todos siguen creyendo que la animación nacional surgió en el 2003). Un artista creativo, sensible, talentoso, cuyos diseños le dieron vida a incontables producciones y cuyas historias reflejaban una nobleza traducida en un humor limpio y sin necesidad de doble sentido. Nos referimos al querido don Sergio de la Torre Miraval, quien nos favoreció con su amistad y confianza durante muchos años. 
    Don Sergio estuvo en los estudios de animación más importantes del siglo pasado en México, tuvo la oportunidad de aprender la técnica de animar en Estados Unidos, al lado de grandes como Bill Meléndez. Un artista completo, humilde y olvidado como muchos otros pioneros de la animación mexicana.   
    Agradecemos los momentos que nos dedicó, la confianza para mostrarnos toda su obra artística y la oportunidad que nos dio de trabajar con él. Nosotros perdemos a un amigo y la animación mexicana a uno de sus grandes artistas.

viernes, 3 de marzo de 2017

Increíble

Por Los Anima-Dos

Y se sigue pensando y afirmando que las películas animadas son sólo para niños...

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Pasando una excelente tarde

Por Los Súper Anima-Dos




Como han sido fríos días  decidimos   prepararnos un platón de palomitas (incluyendo papas y cacahuates) y nos  dispusimos a pasar una excelente tarde  apreciando algunas de las buenas películas animadas que el cine nacional ha generado en los últimos  años. La mayoría ya las habíamos visto, pero el deseo de rememorar era aún más grande. Comenzamos por las ligeras y de fácil digestión: “Magos y Gigantes”, “Imaginum”, “Nikté”. Continuamos con algo más fuerte, con las aventuras de Leo  y sus lindos  amigos, para seguir con el humor y carcajadas de esos tremendos huevos que no se cansan de hacer de las suyas. Y antes de que la noche cayera decidimos pasar a un poco de picardía con “El Santos y la Tetona Mendoza”.
            Como el día no nos alcanzó, quizá la próxima semana tengamos  tiempo de ver esas cintas que siempre pensamos eran extranjeras, pero que ahora nos damos cuenta de lo equivocados que hemos estado. Ni modo, “Gaturro” y “Boogie el aceitoso” deberán esperar.  Horas maravillosas, en un día nublado y frío, llenas de diversión, excelente animación e historias que despiertan la imaginación de cualquiera. Esperamos con ansias que termine el año para poder apreciar  las cintas que los incontables estudios nacionales  presentarán al espectador.  Imaginamos que serán  numerosas, pues la competencia  es siempre leal y son muchos quienes están generando largometrajes en nuestro lindo México. Si a ello le agregamos los grandes proyectos que están creciendo en algunos estados, los emporios que se están abriendo paso y las ciudades animadas que siguen creando docenas de animaciones,  el público mexicano tendrá  mucho que ver el año que llega. Bien por la animación mexicana  que por fin  ha logrado construir una verdadera industria que está a la altura de cualquiera a nivel mundial, que se abre paso  con escudo y espada ante el difícil mercado internacional, y que por lo tanto merece que el público  asista a las salas para apoyar  lo bien hecho en México… ¡Anímense a opinar!